neutrófilos altos y bajos

Neutrófilos altos y bajos, ¿qué dicen de nuestra salud?


Por si no lo sabes, los neutrófilos son el tipo de glóbulos blancos más común en nuestra sangre, y uno de los más importantes en la generación de la respuesta inmune ante el ataque de agentes infecciosos, como las bacterias, los hongos y otras sustancias extrañas. Por supuesto, al tratarse de unas células protectoras de nuestro organismo, es fundamental mantener niveles óptimos de las mismas, ya que un recuento demasiado alto o bajo podría traernos ciertas complicaciones.

En esta ocasión, queremos contarte acerca de los neutrófilos altos y bajos y qué dicen de nuestra salud.

¿Qué significa tener neutrófilos altos?

Un recuento elevado de neutrófilos, comúnmente denominado neutrofilia, es aquel que supera los 7.500/ml y suele indicar que algún agente infeccioso ha atacado al organismo, desencadenando una respuesta inmunológica.

Generalmente, la neutrofilia suele señalar la existencia de alguna patología o condición  subyacente, como es el caso de infecciones agudas y bacterianas, quemaduras, problemas cardíacos, leucemia mieloide crónica, e incluso una reacción desfavorable ante algunos medicamentos como los corticosteroides.

¿Qué significa tener neutrófilos bajos?

Un conteo de neutrófilos bajo es aquel que refleja una cantidad inferior a los 2.000/ml y es mayormente conocido como neutropenia.

Evidentemente, al tratarse de organismos celulares inmunes, una cantidad muy baja de neutrófilos puede aumentar el riesgo de contraer enfermedades infecciosas y, en el caso de tener neutropenia severa (menos de 500 células por microlitro de sangre) es posible que las bacterias de la boca y del tracto digestivo ataquen al propio cuerpo, dando lugar a ciertas infecciones, de las cuales el 30% se considera irremediable.

Asimismo, la neutropenia puede señalar la presencia de alguna condición subyacente, como pueden ser virus, infecciones bacterianas o parasitarias, y además puede indicar una reacción ante algunos medicamentos o tratamientos que suelen afectar el normal funcionamiento de la médula ósea.

Neutrófilos altos y bajos, ¿qué dicen de nuestra salud?
Puntúa este post

Deja un comentario